¿Qué deben esperar los Mets de Robinson Canó?

Deportes

Mientras el mundo del béisbol espera que los Mets completen su mega-cambio con los Marineros, hay muchas interrogantes que rodearán a Robinson Canó si el dominicano regresa a Nueva York. Siempre habrá dudas sobre un jugador de 36 años al que todavía se le deben US$120 millones por las próximas cinco campañas. Canó tuvo un 2018 de altibajos, en el que dejó .845 de OPS, pero se fracturó la mano derecha y vio cómo su reputación se manchó al ser suspendido por 80 juegos tras dar positivo en una prueba antidopaje.

Es poco probable que Canó sea un jugador élite hasta que se venza su pacto en el 2023, ¿pero podrá darla a los Mets dos o tres años de calidad?

Aunque no se puede predecir el futuro, les dimos un vistazo a los jugadores que tuvieron una producción similar a la de Canó entre los 33 y los 35 años desde 1969 en adelante, y que además dejaron una producción al menos 15% mejor que el promedio de la liga en esos tres años. Nos quedamos así con nueve camareros y dos campocortos que de cierta forma se podrían comparar con Canó:

Bret Boone
Bobby Grich
Derek Jeter
Jeff Kent
Barry Larkin
Davey Lopes
Joe Morgan
Tony Phillips
Chase Utley
Lou Whitaker
Ben Zobrist

Sólo vimos cómo les fue a esos jugadores entre los 36 y los 38 años, porque no es realista espera producción de calidad de ningún jugador después de esa edad.

A los 36 años
.257/.350/.408 (.758 OPS) 
De entrada, los números no son buenos, pues sólo tres de estos jugadores sumaron suficientes turnos para optar al título de bateo. Pero Kent (121 wRC+) y Phillips (124 wRC+) fueron capaces de mantener su producción bien sobre el promedio. Kent, de hecho, terminó 13ro en la votación del JMV de la Nacional tras batear .289 con 27 jonrones y 107 empujadas por los Astros. De acuerdo con Baseball-Reference., Kent es el segundo jugador más similar a Canó en términos de estadísticas, por lo que el quisqueyano podría encontrar algo de inspiración en su caso.

A los 37 años
.275/.362/.419 (.781 OPS) 
Muchos de los jugadores comparables repuntaron a los 37 años, pero Boone no pudo hacer el roster del Día Inaugural con los Mets en el 2006 y Grich bajó muchísimo en su última temporada. Kent (133 wRC+) fue al Juego de Estrellas y ganó su último Bate de Plata en su debut con los Dodgers, pero los Mets quizás estarían más contentos si Canó igualara lo que hizo Zobrist (.305/.378/.440, 123 wRC+) en el 2018, aunque no se molestarían si conectara más jonrones que los que Zobrist dio por Chicago.

A los 38 años
.281/.361/.425 (.786 OPS) 
La línea de producción es un poco engañosa, pues sólo Jeter, Larkin y Phillips tuvieron temporadas con turnos suficientes para optar al título de bateo. Ese es el temor aquí: ¿Será Canó un jugador productivo para el 2021? Si lo logra, los Mets estarían felices si hace lo que hizo Jeter en el 2012 (117 wRC+). Igualar lo que hizo Morgan con los Gigantes (.289/.400/.438, 143 wRC+ en 134 juegos) también sería un gran resultado, aunque Canó nunca ha dejado .400 de porcentaje de embasarse en una temporada.

En resumen, la historia reciente dice que un jugador del medio del cuadro con el perfil de Canó podría tener problemas para jugar 150 encuentros al año, pero de cualquier forma podría dejar una producción por encima del promedio, al menos ofensivamente. El programa Steamer de Fangraphs proyecta un sólido 122 wRC (.283/.343/.460) para Canó en el 2019 e indica que el quisqueyano será un jugador de 2.5 WAR en el 2020 y de 1.8 en el 2021.

No obstante, hoy tenemos más datos sobre los jugadores que en el pasado y gracias a Statcast™, podemos ver que las cosas lucen mejor para Canó, por lo menos en el futuro inmediato.

En los primeros cuatro años de Statcast™ Canó ha estado consistentemente entre los jugadores que le pegan con más fuerza a la bola. El segunda base tiene 814 batazos fuertes -aquellos con una velocidad de salida de 95 millas por hora o más- desde el comienzo del 2015, la cuarta mayor cantidad en las Grandes Ligas detrás de Manny Machado, Mookie Betts y el dominicano Nelson Cruz.

Chocar la bola con fuerza está directamente relacionado con obtener buenos resultados. El año pasado, la liga en total bateó .524 con batazos duros y apenas .219 con pelotas que salieron a 94 mph o menos. A los Mets, que no tuvieron a ningún bateador entre los 50 primeros batazos duros en el 2018, les caería bien un jugador con el poder de Canó si el veterano mantiene esa consistencia en el 2019.

Pero ése, obviamente, es el meollo del asunto. Los Mets van a pagar mucho dinero por el futuro de Canó, no por su pasado, y quizás nunca sabremos qué tan inflada estuvo su producción por las sustancias prohibidas. Aunque para el final del verano de este año Canó lució como un toletero capaz, ¿cuánto de ese poder se mantendrá?

El gerente general de los Mets, Brodie Van Wagenen, era uno de los agentes de Canó cuando MLB anunció la suspensión, así que quizás él conozca mejor que nadie qué pasó exactamente. Con este mega-cambio, Van Wagenen debe estar confiando en que los Mets contarán con el mismo Canó que ha mostrado tanta consistencia en el pasado reciente.

 

MLB

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *