La isla de San Martín empieza a levantarse tras devastación

Nacionales _portada _slider

Después de un mes del paso del huracán Irma y a pesar de la devastación, la isla de San Martin empieza a levantarse.

En la isla San Martin el panorama es triste, incluso antes del avión aterrizar en el Aeropuerto Internacional Princesa Juliana, el segundo del Caribe con mayor tráfico de aviones.

Se percibe desde las alturas lo devastador que fueron los huracanes Irma y María, que a su paso no dejaron más que destrucción y precariedad.

En esta isla compuesta por una parte holandesa y otra francesa, las autoridades luchan día a día por restablecer los servicios básicos. Hasta el momento, 70% de la población tiene electricidad, trabajan para restablecer todas las redes telefónicas y según informó el primer ministro, William Víctor Marlie, todos tienen agua.

A pesar de la situación, tratan de levantarse, reconstruir casas y comercios, aunque  los contratistas e ingenieros no son suficientes y las aseguradoras aun no les pagan.

Este martes, reabrieron su principal fuente económica: el Aeropuerto, por donde cada año transitan  unos 2 millones de turistas.  Retomaron las labores en total precariedad, con los procesos manuales, sin aire acondicionado y aún con agua dentro de las instalaciones.  Tampoco hay electricidad en la pista, lo que impide que los aviones despeguen de noche, pero aun así sus empleados hacen su mayor esfuerzo por ofrecer un buen servicio.

Entre los 68 mil residentes, convergen 114 nacionalidades, muchos de los cuales partirán producto de la situación, mientras otros tratarán de recuperarse.

A pesar del desastre, San Martin mantiene su esencia y su esplendor, con la fe puesta en sus ciudadanos y su santo. En la celebración de San Martín, el 11 de noviembre día el gobierno reactivará la actividad comercial en otros ámbitos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *