Venezuela-EE.UU. presenta un choque de conocidos en el Clásico

Venezuela-EE.UU. presenta un choque de conocidos en el Clásico

SAN DIEGO – Lanzando por los Tigres de Detroit del 2012 al 2014, Drew Smyly observó de cerca el poderío del dúo venezolano Miguel Cabrera y Víctor Martínez en un lineup conformado cada día por el manager Jim Leyland.

El miércoles, Smyly se subirá al montículo del Petco Park, una vez más bajo la tutela de Leyland. Pero ahora será vistiendo el uniforme de los Estados Unidos en el Grupo F del Clásico Mundial de Béisbol, midiéndose a Cabrera, Martínez y el otro sinnúmero de cañones de la selección venezolana.

“Ver batear back to back (uno detrás del otro) a Miguel y Víctor es algo especial que pude ver cuando estaba en Detroit”, dijo Smyly, quien pertenece desde mediados del 2014 a los Rays de Tampa Bay. “Miguel es uno de los mejores bateadores del planeta. Pero como jugador, hay situaciones que afrontas con gusto.

“Es un reto que ya quiero enfrentar. He tenido la oportunidad de medirme a Miggy en los últimos años y siempre es divertido enfrentarse a un jugador de ese calibre”.

Fue precisamente Cabrera quien ayudó salvarle el pellejo a Venezuela el lunes en el juego de desempate del Grupo D en Jalisco, donde empató el partido contra Italia en la novena entrada con un cuadrangular. Los pupilos de Omar Vizquel anotarían par de carreras más en dicho episodio para asegurar su pase a San Diego.

“Ha sido un camino duro”, dijo Vizquel. “Ha sido difícil, pero hemos seguido viniendo de atrás”.

Efectivamente, hubo resultados mixtos para Venezuela en el Grupo D. Desde su derrota por “nocaut” en su primer juego contra Puerto Rico hasta su revés ante México que en un principio se pensaba significaba la eliminación de la selección, la tropa de Vizquel tuvo que superar muchos contratiempos para avanzar con récord de 2-2. Pero al fin y al cabo, los venezolanos lograron la meta y contarán con Félix Hernández en el montículo el miércoles.

Ha sido precisamente el pitcheo el talón de Aquiles de Venezuela en este Clásico. En sus cuatro partidos en Jalisco, los brazos del equipo permitieron un total de 33 carreras.

Hernández, quien cargó con la derrota en el antes mencionado partido vs. la selección boricua el viernes pasado, tratará de mejorar tras permitir dos hits y dos carreras en 2.2 entradas hace cinco días.

“Nos han castigado fuertemente, y con todo eso el equipo está aquí presente”, dijo Vizquel. “Lógicamente, creo que podemos jugar mucho mejor de lo que estamos jugando, pero este equipo nunca muere. Seguimos luchando hasta el final”.

ESTADOS UNIDOS CON UNA MISIÓN CLARA
Aunque Leyland ha insistido en no enfocarse en el pasado, hay muchos ojos sobre la selección estadounidense del 2017, que trata de hacer lo que no se pudo en los primeros tres Clásicos: Llegar al menos hasta la final. Con récord global de 12-11 en la historia del torneo, los Estados Unidos y su fanaticada anhelan un mayor dominio en su casa.

“Creo que los muchachos (de EE.UU.) se están acomodando”, dijo Leyland, cuyo equipo tuvo marca de 2-1 en el Grupo C de Miami. “Es un grupo increíble en cuanto a ser cooperadores. Para mí ha sido un honor”.

El miércoles será su primera prueba, contra un grupo de bateadores con nombres sonoros.

“Vamos a jugar. Ellos van a jugar. Nosotros sabemos de ellos y Drew los conoce”, dijo Leyland sobre el enfrentamiento con Venezuela. “Estos son los mejores peloteros jugando contra los mejores. Que gane el mejor”.

MLB

 

comments powered by Disqus